Hoy es momento de ayudar

por Clau

Fotografía via Marco Fredes

Fui criada pensando que nadie me iba a ayudar, que cada uno velaba por sí mismo y que no tenía porqué ser solidaria si las cosas no me afectaban directamente. Probablemente, porque mis padres han tenido mala suerte o porque la han buscado en los lugares equivocados. No lo sé. Pero con los años, he ido encontrando personas generosas. Aunque no conozcan a quiénes ayudan, les afecta como si fuesen de su familia.

El martes estuve ordenando donaciones en la iglesia de mi villa y llegaban cosas buenas, hasta nuevas. Hoy estuve en MEGA con los chicos de la UDP haciendo cajas, embalando y rotulando. No pasé hambre y la compañía fue más que buena. Los cabros, podrían haber estado carretiando o durmiendo hasta tarde, aprovechando los días extras de vacaciones pero no, estaban sudando a pleno sol.

En días como estos, donde la vida de muchos está teniendo un antes y un después, se hacen más evidentes ciertas elecciones de vida. ¿nos quedaremos horrorizados mirando el televisor o haremos algo al respecto?, ¿egoístas o altruistas? Tampoco quiero ponerme absolutista, hablar de personas buenas y malas es absurdo, todos tenemos un poco de todo pero si queremos crecer en conjunto, deberíamos poner algo nosotros y no esperar que los demás se quemen las pestañas y, luego, beneficiarnos del esfuerzo ajeno.

Dejar de confiar es perder la esperanza y como dijo alguien a quién quiero mucho: “Si colaboras, conocerás gente buena y preocupada porque siempre somos los mismos”. Quizás, si conociste el lado amargo de la moneda es porque tú también perteneces a el. Pero no todo es tan malo porque con un pequeño cambio de actitud podrás pasar al otro lado.

La cantidad de ropa y alimentos que vi hoy era impresionante, metros y metros de bolsas e, incluso, varias tenían mensajes de esperanza. Esta tragedia ha hecho que mi amor a Chile aumente, que quiera seguir participando en actividades y luchar por un futuro mejor para todos.

Se necesitan voluntarios en MEGA desde temprano en la mañana para ordenar y embalar las donaciones que llegan sin parar (afortunadamente). La dirección es Vicuña Mackenna #1348, Ñuñoa, Santiago. A pasos del metro Ñuble.

Hay otras formas de ayudar, quizás cerca de sus hogares. No importa cómo ni dónde lo hagan pero espero que  todos seamos parte de la reconstrucción de nuestro país. Los meses que se vienen serán difíciles pero más llevaderos si los pasamos juntos.

¡Viva Chile mierda y vamos que se puede!

Anuncios

2 Respuestas a “Hoy es momento de ayudar

  1. seca!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s