Días de nada…

por tommy. Si, solo tommy. No siempre se me ocurren nombres medianamente ingeniosos.

Pasó enero. Contra lo que pasaba, me la pasé trabajando. Y estudiando. Y no terminaba nunca.

Vino febrero. Procrastiné la primera semana, irresponsablemente, cuando debería haber estudiado para el exámen de grado. Después, ordené mis apuntes y me puse a estudiar, pero gran parte del material está en pdf y mi computador está malo. Malo como morirse. Así de malo. Evidentemente, eso también significa que ni twitter ni blog. Facebook sí, porque es más personal y porque lo reviso 5 minutos al día y listo. La Clau trabaja, empezó recién. El Edo trabaja desde hace unos meses. Llegan cansados y sin ganas de comentar muchas cosas a la casa. Se entiende, eso pasa cuando uno empieza a trabajar. Y yo con computador malo y crisis de escritor, no tenía mucho interés de escribir nada.

Han pasado cosas. Túnez, Egipto, y ahora Libia, con el mandamás disparándole a civiles. No hemos comentado nada. Partió el Festival de Viña, con su pseudo elegancia, sus polémicas mulas, y una que otra cosa interesante, pero tampoco hemos comentado nada. Vino el día de los Enamorados, San Valentín. Contra lo esperado, lo celebré. Y cociné, inclusive. Más o menos, pero lo hice. Y no lo comenté tampoco. Para que hablar del nuevo aniversario de Kurt Cobain, o hablar en el otro blog del aniversario del juego The Leyend of Zelda (en realidad quería que mi hermano o nuestro buen amigo Pancho lo hicieran, ellos son los verdaderos fans). Mi novia se hizo un blog en el cuál descubrí que Pilar Sordo, sin ser que bruto que genial, decía cosas más cuerdas de lo que pensaba y menos machistas de lo que el Coco Legrand hacía pensar -por supuesto, me refiero a lo de la diferencia, y no a lo de la seducción, que según yo es bien ridículo. Claro que eso también es prejuicio. Y no he provmovido aquí el blog, a pesar de que el hecho de que mi pololits tenga un blog es algo que me agrada harto y quiero puro promoverlo (a todo esto, mi polola es Ciuni_Blood en internet. En el carnet, no les interesa). Ni siquiera estoy hablando mucho del examen de grado, o de mi duda de seguir estudiando un magister (me dieron beca) o dedicarme a producir y dejar de ser un inutil.

No he terminado de escuchar música del año pasado. Hay hartos discos que quería escuchar. Discos chilenos, especialmente, por primera vez me interesaban más que varios discos internacionales. La escena local cuenta. Pero no lo he hecho. Adivinende quien es la culpa. ¡Del computador, exacto!

Sorry. Han sido unos días de nada en verdad. Maldita adultez y maldito verano. Y maldito computador. No! mentira! Te quiero computador (no te enojes, por favor, FUNCIONAAAAAA!!!!!!!).

Pero pasará. El verano pasa, las vidas se ordenan, y la mente no me dura mucho rato en stand-by. Y el computador se arreglará, y si nó me las arreglaré para usar otro computador y eso. Como ahora. Este es el computador de la casa. Es lento como río de mierda, y uno de mis hermanos chicos está todo el día frente a él y hay que sacarlo con espátula, y después mi mamá lo quiere ocupar para trabajar, entonces son puras peleas. Pero a veces lo puedo ocupar, y a veces hasta funciona bien mientras lo ocupo. Así que quizá empiezo a ocupar más seguido este computador. O visito a mi polola con la excusa de ocupar el computador y me quedo allá y nos hacemos cosquillas. Eso también es agradable. De todos modos hecho de menos mi tarro.

Por otro lado, siempre tengo cosas que decir. Trato de ser quedito y silencioso y no me resulta. O peleo con mis viejos, o con alguien, o tiro tallas fomes de las que mi polola y amigos se ríen igual, o escribo en el blog. Y mis queridos compañeros de escritura y amigos son iguales, por lo que puedo asegurar lo siguiente:

Volveremos. Estoy seguro. El problema es que no sé muy bien cuándo.

Anuncios

Una respuesta a “Días de nada…

  1. Muchas cosas han sucedido y me podría excusar con que no tengo tiempo (trabajo en el día y estudio en la noche) pero, más que nada, no he escrito porque estoy muy asustada con el examen y no he querido enfocarme en otra cosa. Quiero y espero escribir pronto sobre esa extraña cosa llamada vocación y sobre paradigmas que se caen.
    Tonero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s