O que país e este – Más allá del Axe…

por Edo

Cuando iba en el colegio, odiaba la música Brasileña, no me interesaba darle presão a mis compañeras (que no tenía, porque iba colegio sólo para hombres) y tampoco me interesaba bailar XUXUCA ni nada por el estilo. Ni mi pasado nerd , mi falta de alcohol en el colegio, ni mis pocas salidas a carretes los fines de semana fueron un impedimento para transformarme en un adulto entretenido y que ama la buena música, el cine, el arte y que estudia incluso salido de la universidad (aún hoy no me puedo sacar la L de la frente).

Ahora bien, eso no evita que haga locuras de vez en cuando, ni menos que no me entretenga y ría los fines de semana. Además, mucho tiempo ha pasado desde que era un ratón de biblioteca y en 26 años he podido viajar un poco, salir de parranda de vez en cuando y entre estas salidas y salidas conocer gente interesante.

Ahora, usted se preguntara que tiene que ver todo esto con el titulo de mi post… Bueno, tenga paciencia porque justo ahora va a empezar lo interesante. Pero recuerde, que incluso en países tropicales, donde la gente come banana y baila en las calles con poca ropa existen personas que no samban todo el día y que no cantan de sexo, drogas y “fuchibol”.

Es por eso que quiero reivindicar a Brasil, un país donde incluso la garota de Ipanema puede tener opinión y que vive en calles grises donde llueve y donde el cielo no esta soleado todos los días.

Recordemos que Brasil es un país con mucha pobreza y donde el VIH es un problema descarnado. Es en este país donde Renato Russo se inspiró para escribir sus canciones que hablan de injusticia, muerte, drogas y donde se denuncian los peores vicios del país Carioca.

¿Alguna vez habían escuchado el apellido Russo? Lo dudo, yo tampoco. Además, no creo que ni en Brasil encontremos muchos Russos caminando por la calle. En realidad, este Punky de alma también era un gran lector de filosofía y su nombre no fue Russo, sino Manfredini (el cual nos suena mucho más normal, no?). En realidad Russo es la mezcla de dos apellidos, Russeau y Russell. Así que este joven que postrado por causa de una enfermedad ósea (epifiliosos), decidió que su nombre de artista seria una mezcla de dos grandes filósofos, Bertrand Russell y Jean-Jacques Russeau. Además, si estuviera vivo todavía, tendría más de 40 años, pero lamentablemente, uno de los mejores músicos latinoamericanos también murió a los 27 años….. (parece que no soy muy bueno para las matemáticas, si nació el 60′ y murió el 96 de sida…).

En 1987, cuando realmente tuvo 27 años y como líder de Legião Urbana, escribió uno de los mejores discos punk / new wave que he escuchado en mi vida: Que País é Este!, este disco no sólo voló mi cabeza 20 años después de su creación, sino que además me mostró que música cruda y violente (incluso más intensa que The Stoggies) puede ser poética y revolucionaria como Patti Smith. De hecho, este disco esta muy por sobre London Calling o Sandinista de The Clash (por lo menos en mi ranking de favoritos en mi mp3).

Ahora si, me pongo con las manos a la obra y empiezo a contarles un poco más de este disco. La primera canción se llama O que país é este y despierta, grita y golpea nuestros oídos con letras que nos devuelven a la tierra, a Sudamérica, a la corrupción, pobreza y miseria que nos recuerdan día a día que vivimos en el tercer mundo. Además nos restriega como nuestro egoísmo y ambición nos permite vender incluso las almas de nuestros antepasados e indígenas, tan sólo para poder comprar un ipad. Si al final, cada vez que dejamos que inunden tierras en pos del progreso o nos teñimos rubios estamos rechazando nuestras raíces por ser un poco más europeos.

El álbum tiene 9 temas, de los cuales se destacan todas las canciones. Algunas nos remesen la cabeza como Conexão Amazônica, donde se nos recuerda que hablemos lo que hablemos o leamos los filósofos que queramos, al final los problemas siguen ahí y rara vez hacemos algo real por cambiar lo que ocurre.

También hay canciones relajadas, absurdas, jugosas. Depois do Começo es un excelente tema para levantarse, relajarse y recordar que de noche es viernes y hay carrete, salidas con amigos. Un viernes cualquiera, con una chela en la mano.

Pero sin duda uno de los clásicos del álbum es Eu Sei, un sueño nostálgico de esas peleas y reencuentros con uno mismo y con las personas que uno ama. Esos días de soledad que nos abruman y nos recuerdan lo vulnerables que somos, esa belleza de poder sentir que alguna vez fuimos felices pero que somos humano, que erramos y que también nos perdonamos.

Después las canciones varían en emociones, mezclando el punk con un poco de música brasileña, relatandonos la historia de João Santo Cristo, un niño que parece ser la inspiración de Ze pequino. Con una guitarra suave, nos va llevando a un remolino de palabras, de balazos, de pobreza, droga e historias de favelas, aumentando la violencia y el ritmo de las palabras para terminar desangrando nuestra cabeza con todo lo que sabemos que existe en las calles más allá de la nuestra, pero que no nos interesa ver.

Pero la canción que más me sorprende es Angra dos Reis, esa playa y paraíso tropical rodeada de palmeras, agua de coco y hoteles lujosos. Inspirado en este panorama de fin de semana, nos recuerda nuestra infancia en la playa, jugando en la arena o estando relajados y tranquilos caminando por los senderos de la selva para llegar a descubrir los dos reactores nucleares que coronan el arroyo de los reyes. Esas luces increíblemente brillantes en el borde costero, esas torres de concreto y metal que vemos cuando cruzamos por las islas que rodean este famoso balneario. También nos recuerda que las estrellas pueden caer en cualquier momento y que una luz muy blanca nos puede cubrir, quemando en llama nuestros cuerpos y preguntandonos como huir de este paraíso. (este panorama apocalíptico es el único que ha superado mi horror por la planta termoeléctrica en Aguas Caliente, Machupichu).

Y al final hay más de lo mismo, mas de las injusticias, de la matanza a los indios, de la violencia, del querer olvidar, del pretender ser lo que no somos y del darnos cuenta de que al final todos somos iguales y que no queremos ver lo que esta en nuestras narices

Si tuviera que escoger una banda sonora para las protestas de los estudiantes utilizaría este disco, porque me recuerda cuando grababa como destrozaban el auto de la Ministro Chevesich, y le gritaban “quememos el auto a la Ministro de Educación”, porque claro esta que eran igualitas; a pesar de todo, la Ministro salió atropellando a medio mundo. Si al final, protestemos lo que protestemos, siempre nos acallarán con lacrimógenas y guanacos, ¿O no?

Anuncios

3 Respuestas a “O que país e este – Más allá del Axe…

  1. Hola me llamo Alyssa y tengo que decir que me ha encantado su blog, muy bueno, le felicito.
    Por otro lado me gustaría incluirlo en mi directorio donde desearía mucho contar con su sitio, de esta manera usted obtendría mas visitas. A cambio, agradecería mucho un pequeño link hacia mi web de series la cual estoy intentando levantar poquito a poco y como usted sabrá es difícil pero se le coge mucho cariño a cada proyecto jiji. ¿Qué le parecería?, si le interesa puede responderme con un email a alyssa-avalos@hotmail.com

    Un beso! y Suerte con su Blog!
    Alyssa Avalos

  2. me agradan sus post:
    muy interesante, me agradara leer los próximos artículos que suban

  3. Gran post, Edo.
    No tengo sus discos y como que uno no se hace a la idea de una banda punk en portugués. Tiendo a asociar a Brasil con la Bossa Nova y nada más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s