Archivo de la etiqueta: pearl jam

Maquinaria Fest: Y nos meten el dedo en la boca (porque nos dejamos)

Nuevamente en el centro de la polémica. Y no, esta vez no es por las letras.

por tommygun

No he comprado “mi entrada” para Maquinaria Pest. no solo porque no tenía dinero – la que de hecho era una razón, ahora tengo un poco y quizá compre una entrada para alguno de los múltiples conciertos que se vienen – sino porque es molesto tener que comprar una entrada para algo que aun no existe. Porque cuando se anunció, el Maquinaria realmente no existía, en tiempo concreto y presente, al menos.

A ver. Resulta que en Europa, ese lugar maravilloso donde se supone que todo funciona y la gente es feliz y son todos súper abiertos de mente, los conciertos se anuncian sin tener a nadie confirmado y después se van armando. La diferencia es que los conciertos en Europa atraen a muchísima gente, llevan haciéndose por muchos años y por productores mínimamente confiables y con una que otra neurona aún funcional a pesar del constante consumo de croissants. Acá los productores no cumplen ninguna de esas características y las migas de marraqueta se les metieron por todo el cerebro hasta pudrírselos.

Pero no podemos culpar de todo a los productores. No señor. Gracias a Nomasfé, recuerdo que al público chileno -que es el único que conozco, de todos modos- le encanta quejarse y no hacer nada al respecto. ¡Ah, sí!, crear campañas ficticias como boicoticket, que, la última vez que revisé, era el único que la estaba practicando, y en parte, sólo por no tener el dinero. ¿Cómo nos podemos quejar si de principio somos pésimos consumidores? Compramos productos como quien especula con acciones financieras, con la diferencia de que no somos particularmente hábiles especulando.
Sigue leyendo

Anuncios

¿Frances Farmer tendrá su venganza el 2010?: El regreso del grunge, lo bueno, lo malo

por AKA_tommygun

La cultura pop a veces parece una espiral de tendencias, todas repitiéndose una y otras vez, pero con ciertas variaciones que hacen que cada movimiento sea particular. Otras veces – en especial en la década en la que aun vivimos (the noughties), pero que casi todos ya dieron por muerta – las ideas, modas, tendencias estéticas o culturales vuelven sin una intención de representar una nueva época, sino más bien como un revisionismo de una década pasada, en una extraña mezcla entre un cándido tributo y una decadente y limítrofe estrategia de marketing. Eso fue el revisionismo de los 80, partido como una moda entre mayores de cuarenta y jóvenes kitsch la primera mitad de la década, para luego volverse una moda insoportable y calculada, que hasta hoy nos tiene escuchando tecladitos de juguete en cada disco que escuchamos.
Sigue leyendo