2012

2012

Por Clau

Este año casi no hemos escrito y no creo que sea porque nos estemos poniendo viejos ni porque nuestra alma se haya muerto con la adultez -como diría un personaje de “The Breakfast Club“-. Probablemente, nos volvimos unos flojos y punto.

Por mi parte, el año no ha sido muy emocionante pero terminé los ramos del Magíster y sólo me queda por hacer la tesis -no sé de qué hacerla y tengo que entregarla en la primera mitad de 2013-. He estado trotando, sigo en los 5 kilómetros pero pretendo correr los 10k en Abril -me ha costado ser constante con el entrenamiento-. Fui a menos conciertos que el año pasado pero dentro de mis favoritos están Feist, Garbage y Joan Jett.

Por otro lado, al cine fui más que nunca -incluso hoy vi “El Hobbit”-, la película chilena que más me gustó fue “Joven y alocada“, de las clásicas Sigue leyendo

No hay lugar como el hogar

por Clau

“No hay lugar como el hogar”, esa es la moraleja que deja el “Mago de Oz” -además de que las brujas se derriten con el agua- y también la frase que me hace tener sentimientos encontrados con una de mis películas favoritas.

Dorothy quiere escapar de su casa porque su malvada vecina puso una orden para quitarle a Toto -su perro-. Cree que hay un lugar más allá del arcoiris donde todo puede ser mejor. De cierta manera, la chica está buscando su lugar en el mundo y ese es un viaje que todos emprenderemos tarde o temprano.

El filme está lleno de metáforas y, para mí, todo va bien hasta que Dorothy se da cuenta que quiere volver porque “no hay lugar como el hogar”. Entiendo que es una niña, por ende, debe estar con su familia y también sé que sus tíos la quieren Sigue leyendo

Receta de “Sopaipillas pasadas para día con lluvia y cucharita”

por Tomi, Da Kitchenmastah!!!

Sopaipillas pasadas. Foto de http://amipintacocino.blogspot.com

Sopaipillas pasadas. Foto de http://amipintacocino.blogspot.com

Hace frío, está lloviendo, no estoy en la Comic-Con porque para ser sincero se me olvidó que iba a haber Comic-Con, es posible que Chica Especial aparezca en un rato más en mi casa y va a llegar con harto frío. Si hacen los cálculos, el resultado es obvio: una preparación culinaria única llamada “Sopaipillas pasadas con cucharita”.
Sigue leyendo

Romperse el cuello y seguir caminando

Por Tomi

Representación gráfica

Representación gráfica

Ha sido un año bien extraño, hasta ahora.

Al equipo completo de este blog, a este colectivo de subjetividades que gravitaba alrededor de esta página, le han pasado infinidad de cosas. Hemos entrado a trabajar y hemos iniciado a regañadientes nuestra vida adulta. O seguimos estudiando, lejos de casa, o tratando de formar una casa. Y combinaciones lineales de todo lo anterior.
Sigue leyendo

Randomu

Todos estos  días he estado pensando en que debo escribir pero no se me ocurría nada. En realidad, creo que me estaba complicando buscando algo perfecto para postear. Pero me aburrí y todos los que esperaban que escribiera algo interesante, narrativo o lo que sea que se vayan a la cresta (pero con mucho cariño).

Sigue leyendo

El año que se nos fue…

por tomi

Hola.

La Clau ya hizo un recuento de lo que lo gustó más del año y ahora me debería tocar a mí decir que me gustó más del año en términos musicales y etc. Pero no tengo muchas ganas de hacer listas de música. Así que hablemos de otra cosa.

Hablemos de un año de victorias.

Suena raro, ya que he escuchado a harta gente quejarse del año pasado. Y es lógico, porque en realidad no todos vivimos lo mismo a nivel personal, ni interpretamos de la misma manera lo que pasa. Por ejemplo, BananeroKafkiano (tipo brillante con quien disfruto en general estar de acuerdo, y mucho más estar en desacuerdo), piensa que éste año que pasó fue una mierda frente, y frente a tal hecho, una de las opciones que queda es tomarlo con cinismo. Una opción válida, pero no la mía. Mi año, si bien ciertamente difícil, fue distinto, por lo que sería un tonto y un inconsecuente si me diera por el cinismo.

Entonces, recapitulemos por qué razones este año ha sido “bueno”. Primero, porque para Lo que pasa por tu cabeza fue un buen año. Hartos conciertos, libros, amigos y fines de etapas. Edo logró su objetivo de irse a Japón, a estudiar, terminar de empaparse con la cultura y comer. Especialmente lo último, vieran sus fotos de comida en el féisbu. La Clau logró ganar su independencia, realizar su vida con quien desea y conseguir el trabajo que quería.

¿Y yo? Partamos por que estoy enamorado. No pensé que fuera a pasar nunca, pero como que pasó, y es bacán.

Por lo demás: pasé mi examen de título, encontré trabajo justo después de saber que había pasado mi examen de título, me uní a una causa bien bonita para trabajar por el fin de la violencia contra las mujeres, fui a Lollapalooza y me acordé de Homero Simpson, marché por una causa que me parece, más allá de toda crítica certera, válida en principios, y he mejorado hartas cosas de mi personalidad y de mi actitud frente al resto y [cliché] frente a los retos que la vida nos pone [/cliché]. Tras el incendio de la casa de mi abuela, la reconstrucción fue rápida y los conflictos que se fueron armando fueron quedando atrás. Acabo de volver de una reunión familiar de Año nuevo y todo funciona de maravilla.

¿No es una mala lista, no? Claro que podría matizarlo un poco. Decir por ejemplo, que partimos el año con el incendio, de todos modos, y que varios conflictos surgieron de aquello. Que la primera vez que dí el examen de título, me eché la parte de microeconomía. Que quería estudiar este año pero que mi familia está con una cantidad de problemas monetarios que de golpe llegaron y que no son menores, y que impidieron aquello. Que mi pega, como hice notar ya en un post anterior, no me gusta, y no me deja mucho tiempo para escribir… Hartas cosas más.

Las pelotas. Estoy aquí, más choro y pulentoso que nunca, con polola, sueldo, título, blog alternachorizo y amigos bacanes. Y proyectos. Claro, no hay plata, me volví adulto de repente y eso, pero los proyectos soñadores igual están, y de hecho, si bien es posible que tomen cierto tiempo, ahora parecen más realizables que antes. ¿En qué sentido podría quejarme de este año? Sería un hipócrita.

Así que bueno, quería decir eso nomás. Antes de irme, una nota sobre el post que hice sobre mi pega. Iba a ser parte de una “trilogía” de post. En el segundo, varios personajes ficticios iban a dar opiniones sobre mis quejas, diciendo que no eran tan terribles. Y en el tercero iba a relajar la vena, diciendo que, bueno, es un primer trabajo y no pretendo quedarme ahí. No lo hice nunca, porque no tenía mucho tiempo, pero principalmente porque no tenía muchas ganas. Lo encontré ridículo. Los hechos son los hechos: no me gusta mi pega, pero aquello no es tan terrible, ya que estoy aprendiendo harto de todos modos, y eso es más de lo que hartos pueden decir de su primera pega. Mis quejas van por el enfoque del centro de estudios y por ciertos problemas internos que tiene la compañía con respecto a las relaciones humanas. Pero me la juego igual, necesito y quiero el dinero, que gusta el tema en el que me están especializando y de alguna forma me las puedo arreglar para buscar otra pega una vez logre llevar adelante algunos proyectos que me han puesto como meta. Pulento, de todos modos. Después, podremos buscar otro lugar que no tenga los problemas que tiene éste. La vida sigue funcionando igual. Y uno fluye tras los cambios que proyecta.

Listo, ahí está mi post y la nota sobre el post anterior. No me queda más que desearles lo mejor para este año, que la rompan en todo y follen harto. Para que esta nota no quede tan fome, les pongo este video de Plaza Sésamo.

Lo mejor de mi 2011

por Clau

Ha sido un año movido: dos trabajos en sectores completamente diferentes, titularme, comenzar a vivir sola, retomar el magíster, estrés (demasiado estrés), conciertos de las bandas que siempre quise ver y la mejor de las compañías. A pesar de hacer tantas cosas, seguí con mis adicciones habituales y para continuar la tradición, les dejo una lista de lo que más me gustó o, como prefiero llamarle, “Elefantito Awards 2011”. Que conste que son las cosas que vi o escuché este año y que no necesariamente fueron editadas durante 2011.

Series

Six Feet Under

El mejor drama que he visto. El desarrolo de los personajes es tan bello y completo como las interpretaciones y la dirección. Cada capítulo cuenta con el cuidado que tiene una película y, no por eso, deja de lado la continuidad de la historia. Perfecta.

How I Met Your Mother

Sigue leyendo